Copenhagen Consensus Center
Home Menu

Colombia Perspective: ICT Infrastructure (Spanish)

Información

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se han convertido en una herramienta vital para el desarrollo. En particular, la disponibilidad de acceso a Internet es una manera importante de ayudar a que crezcan los negocios y a permitir que las personas tengan acceso a una serie de servicios para mejorar sus vidas. Esto es tan importante en Colombia como en cualquier lugar y tiene gran sentido económico: invertir un dólar en la expansión de la banda ancha podría devolver $19 en beneficios.

Los países en desarrollo están salteando al mundo rico de hoy yendo directamente al acceso por banda ancha móvil en lugar de invertir en líneas fijas costosas, pero todavía hay una gran diferencia en los niveles de servicio. La “brecha digital” es más evidente en Colombia que en el país en desarrollo promedio, con sólo el 7,9% de los ciudadanos con acceso a la banda ancha móvil en 2013 en comparación con un promedio de 16,8% en los países en desarrollo en general (y el 75,1% en las economías desarrolladas).

La penetración de la banda ancha fija en un 9,3% está un poco por encima del promedio de América Latina, pero todavía muy por detrás de los países desarrollados. Es importante destacar que las velocidades de conexión son también más lentas, respecto de los Estados Unidos y también más lento que en México o Chile. A pesar de esta falta de infraestructura, los colombianos han estado ansiosos por estar en línea, con cerca de la mitad de la población con acceso a Internet de alguna manera, a pesar de la baja penetración en los hogares individuales.

Aunque las conexiones de banda ancha fija tienen su rol en pueblos y ciudades, la banda ancha móvil puede dar a los ciudadanos en todo el país acceso a Internet, incluyendo los de las zonas rurales. Un estudio del Banco Mundial en 2009 estimó que un aumento del 10% en la penetración de la banda ancha en los países de bajos y medianos ingresos impulsó el crecimiento del PBI en 1,34%. Los beneficios que aporta son enormes, pero su importancia hace que sea difícil tomar plena conciencia de su impacto, que puede ser mayor de lo capturado en dicho análisis. Por ejemplo, el acceso de la banda ancha no se trata sólo del crecimiento económico, sino también de la inclusión social.

La penetración actual de la banda ancha móvil en el país es sólo del 7,9%, pero la posesión de teléfonos móviles es muy alta, así que tiene sentido centrarse en este enfoque. Proporcionar un servicio de banda ancha móvil puede ser muy rentable, ya que puede costar sólo un tercio de la conexión de personas a través de las líneas fijas. El aumento de la penetración a un 60% para el año 2030 es un objetivo muy inteligente, ofreciendo beneficios de $19 por cada dólar invertido.

Este es un gran proyecto, que tendría que conectar a 30 millones de suscriptores en línea en los próximos 15 años. Los costos serían grandes - casi 13 mil millones - pero también lo serán los beneficios económicos. El PBI aumentaría en unos $250 mil millones, que totaliza más de $4,000 al valor actual por cada ciudadano colombiano de aquí a 2030.

El gobierno colombiano ha sido muy consciente de la importancia de las TIC para la economía y ha contribuido a facilitar el crecimiento a través del Plan Vive Digital y la Ley de TIC 2009. Esto ha ayudado a aumentar el número de personas que ya son capaces de acceder a Internet, aunque no necesariamente a través de sus propios teléfonos o computadoras.

Los políticos tienen que desempeñar un papel continuo en el cumplimiento de la nueva meta propuesta. Aunque la atención se centra en los servicios móviles, éstos aún requieren una red de cable de fibra óptica en todo el país, y hay una necesidad de asegurar que los proveedores locales y regionales dominantes den pleno acceso a sus redes para evitar cuellos de botella.

También hay una serie de otras cosas que los gobiernos pueden hacer para aumentar la competencia y reducir los costos de los servicios móviles, entre ellas asegurar que los pequeños operadores tengan acceso al mercado y la reducción de impuestos sobre los proveedores y suscriptores.