Copenhagen Consensus Center
Home Menu

Mexico Perspective: ICT Infrastructure (Spanish)

 Información

La tecnología de la información y la comunicación (TIC) se ha convertido en una herramienta vital para el desarrollo, con el acceso a la telefonía móvil siendo particularmente importante en las áreas rurales.  El acceso a Internet es una manera importante de ayudar a las empresas a innovar y crecer, especialmente para las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMEs) que dominan la economía mexicana. Esto es importante en todo el mundo en desarrollo, y tiene gran significancia económica en México: invertir un Peso en la expansión de la banda ancha podría rendir un valor de 25 pesos en beneficios.

Los países en desarrollo están salteando al mundo rico de hoy yendo directamente al acceso por banda ancha móvil en lugar de invertir en líneas fijas costosas, pero todavía hay una gran diferencia en los niveles de servicio. La “brecha digital” es más evidente en México que en el país en desarrollo promedio, con menos del 12% de ciudadanos con acceso a la banda ancha móvil en 2013 en comparación con un 75,1% en las economías desarrolladas (en 2014, la penetración promedio para todos los países en desarrollo era de 21,1%).

México está alrededor del promedio de América Latina para el acceso general a Internet. Alrededor del 31% de los hogares tenían acceso a Internet en 2013. Esto le dio acceso a más del 43% de los individuos, pero esto es inferior a las cifras de Colombia (52%) o Chile (más del 66%). Sin embargo, el 85% de los mexicanos tiene un teléfono móvil, por lo que la banda ancha móvil está bien posicionada para ofrecer acceso a Internet a las zonas rurales y remotas.

Aunque las conexiones de banda ancha fija tienen su rol en pueblos y ciudades, la banda ancha móvil puede dar a los ciudadanos en todo el país acceso a Internet, incluyendo los de las zonas rurales. Un estudio del Banco Mundial en 2009 estimó que un aumento del 10% en la penetración de la banda ancha en los países de bajos y medianos ingresos impulsó el crecimiento del PBI en 1,34%. Los beneficios que aporta son enormes, pero su importancia hace que sea difícil tomar plena conciencia de su impacto, que puede ser mayor de lo capturado en dicho análisis. Por ejemplo, el acceso de la banda ancha no consiste sólo en crecimiento económico, sino también inclusión social. Esto puede ayudar a transformar las sociedades y no simplemente impulsar el crecimiento de PBI.

Proporcionar un servicio de banda ancha móvil puede ser muy rentable, ya que puede costar sólo un tercio del costo de conectar a las personas a través de líneas fijas. El aumento de la penetración al 60% en 2030 (desde el 11,8% en 2013) es un objetivo muy inteligente, ofreciendo beneficios de 25 pesos por cada peso invertido. Pero las conexiones de banda ancha fija y móvil son complementarias, y las redes móviles necesitan una columna vertebral de conexiones de fibra entre las regiones. Para México, la expansión de la cobertura de la banda ancha fija hasta el 20% es también un objetivo muy rentable.

La expansión de la banda ancha móvil para cubrir el 60% de la población es un gran proyecto, que tendría que traer 70 millones de abonados en línea en los próximos 15 años. Los costos serían grandes - casi 30 mil millones - pero también lo serían las oportunidades de crecimiento. El valor del impulso al PBI sería de alrededor de $800 mil millones, lo que equivale a más de $ 5.300 a valor actual para cada ciudadano mexicano de aquí a 2030.

El gobierno mexicano ha sido muy consciente de la importancia de las TIC para la economía y ha introducido reformas estructurales para el sector, a partir de la creación de un nuevo Instituto Regulador de las Comunicaciones en 2013. En el mismo año, el gobierno puso en marcha la Estrategia Nacional Digital, y en 2014 una nueva Ley del sector entró en vigencia.

Las autoridades ahora tienen que hacer cumplir las regulaciones (en la nueva Ley) que eliminan las barreras a la expansión de la cobertura de banda ancha, mientras también se administra la asignación eficiente del espectro inalámbrico disponible para facilitar el despliegue de las redes 3G y 4G.